TEXTOS

deustch

vuelta a pedro soriano

PEDRO SORIANO

DISCOS

GRABACIONES

TEXTOS

ÁLBUM DE FOTOS

 

 

TEXTOS

Homenaje a JOSÉ LUIS GARCÍA RÚA

(Cantos a la divina ACRACIA)

 

 

COPLAS EN LOS TENDEDEROS

 

LA PLAZA HUMANA

 

PEDRO SORIANO

 

 

ARCADIA

 

BEN AL ZAHÍDYN,

DESDE EL JARDÍN DE LA CHURRA

PEDRO SORIANO

Textos de Pedro Soriano. Música de Pedro Soriano

 

A CARLOS

 

Hace apenas unos días

la muerte te fue llevando,

y tal como tú querías

ya ves que no estoy llorando,

pero deja que te diga

aunque se lo lleve el viento

entre notas de guitarra

todo aquello que ahora siento.

 

Ahora que me faltas tú

regando mis ilusiones,

quien me dará nuevas fuerzas

para hacer nuevas canciones?

 

Ahora que me faltas tú

ahora es mi vino más ágrio

ya no oiremos más zumbidos

ni más gritos libertarios.

 

Ahora que me faltas tú

ahora llora mi guitarra

al tiempo que yo me escondo

y me pierdo en una farra.

 

Ahora que me faltas tú

ahora la voz se me enturbia

amargándose la noche

si comparto una tertulia.

 

Ahora que me faltas tú

ahora me siento el poeta

cantor de la acracia muda

la de los versos sin letra

 

PARA UN GLOSADOR DE LA DIVINA ACRACIA

Y UN CHARLATAN DE FERIA

 

Joan Manuel

tengo que apresurarme o perderé ese tren

donde a tí

y al charlatán de feria, viajando os encontré

Joan Manuel

buscando tus quimeras, con barcos de papel

y aún así

vendiendola baratas, allí en tu carrusel.

Y tú, Cortéz

vagando con tú canto, por cuerpos de mujer

O si nó

tratando de ser lluvia, en vez de ver llover

Joan Manuel

propagando los versos, que de Antonio y Miguel

y otros más

se nos fueron negados por un brutal poder.

Y tú Cortéz

abonando aquel arbol, recuerdos del ayer

o haciendo ver

que si no hubiera abejas, nunca tendriamos miel

Joan Manuel

mil años hace, aunque parezca ayer

que yo sé

que esas lagrimas oscuras, las conoces muy bien.

Y tú Cortéz

tú con tú carromato, y él con su carrusel

conseguís

rescatar de la muerte, un momento a Jacques BREL

  

 

BUSCANDO

 

Buscando impasible

los origenes concretos de la vida,

me encontré de pronto perdido

en la caverna de la inseguridad.

Y allí aprendí,,, ¿Qué fue lo que aprendí?

Allí aprendí todo lo que sé,

y, ¿qué es lo que sé?

Sé que el hombre,

desde mucho antes de eternidad,

presintiendo el mundo al que venia,

comenzó a inventar.

Comenzó a inventar,

e, inventó....,

primero se inventó a sí mismo

para poder seguir inventando,

y despues,

contemplando su propia monstruosidad,

sintió necesidad de inventar

mil y un dioses.

Para poder así sobrellevar

con resignación

su propia tragedia

  

 

¡¡...COMO ME ACUERDO..!!

 

Cómo me acuerdo de aquellos días,

cuando en la mesa me preguntabas:

¿Cómo te ha ido en tecnología?,

y como un tonto, yo te engañaba.

Cómo me acuerdo cuando los cuatro,

todos comiendo del mismo plato

las aceitunas de la bodega,

porque los sueldos apenas llegan.

Cómo me acuerdo:>!Baja tú, Nena!,

porque tú tienes las piernas buenas.

Trae pan y aceite y dí en la tienda,

que te lo apunten en nuestra cuenta.

 

Cómo me acuerdo cuando gritabas:

¡Pichirriquiqui! y él te aguardaba

cuando los meses se amontonaban

y a Don Antonio no le pagabas.

Cómo me acuerdo de las esperas,

por si traían alguna esfera,

de que la Nena, ya trabajaba

mientras yo iba a la Isidoriana.

Cómo me acuerdo mientras jugaba,

a la pelota y tú pasabas,

con tu cartera de vender libros,

sudando a chorros y sin decirlo,

 

Cómo me acuerdo cuando llegabas,

de hacer la compra y me llamabas:

¡.. Baja hijo mío, que vengo muerta,

que ya no puedo con las dos cestas..!

Cómo me acuerdo que año tras año,

me hacías rosquillos p`al cumpleaños.

Los estudiantes, para ti sola

y >El fugitivo< con Doña Lola.

Cómo me acuerdo, por las mañanas,

cuando tan dulce nos despertabas

y nos llevabas, uno por uno,

hasta la cama, los desayunos.

 

Cómo me acuerdo de todo aquello

cómo me acuerdo, cómo me acuerdo.

 

 

 

EL ANARQUISTA

 

Toda el mundo sabe ya,

que tú eres un anarquista,

porque eso salta a la vista

y no hay nada que aclarar.

Lo que pudiste hacer

lo hiciste todo con creces,

por eso ahora mereces

que lo hagan otros tambien.

Eres como una canción

que va por la tierra entera,

que no conoce fronteras

que todos pueden oir

y tienes la condición

limpia y pura de un chiquillo

la bravura de un potrillo

masculino como el sol.

Tuviste que caminar,

por senderos perseguido,

pero con el cuello erguido

supiste todo afrontar.

Nadie te vió vacilar,

a las puertas de la muerte,

que morir es mejor suerte

que tenerse que inclinar.

Eres tú guitarra y voz,

eres tu poesia y canto,

que al mástil vas inspirando

las notas de mi canción.

Por eso quiero cantar,

cantar a los cuatro vientos,

que no importa en qué momento

en mi casa padrá entrar

en mi casa podrá entrar

cualquiera que sea izquierdista,

pero, si es un anarquista,

ese se podrá quedar.

 

 

MONOLOGOS

 

¿Qué me pasa?

hoy he despertado distinto

deseo hacer algo y no sé qué es

quizá estoy encontrando

lo que ando buscando tanto tiempo.

Busco y no sé que busco

sólo sé que es algo vital

algo todavia oculto para mis ojos

algo que debo encontrar

sin ninguna mano amiga

bordeando los consejos

con paciencia y sin enojo

pero ¡Qué difícil es!

¿Llegaré yo a encontrar eso?

Mi signo es la rebeldia

la vida me moldeó así

rechazo todo sistema

todo principio confeccionado

todo lo antinatural.

Qué la humanidad

maldecida por sí misma

se fundan con todos los planetas

y se autodestruya

conozcamos el origen de nuestra carrera

y volvamos a nacer.

Mis ojos ven hoy un poco más claro

hoy puedo mejor calibrar

el absurdo sentido de la existencia

hoy puedo llegar a pensar

que mi vida es como la de cualquiera

mi cuerpo es una masa

organica y andante

esclavo de las pasiones

sometido por sí mismo

al más cruel de los martirios.

Qué se incendie la tierra en llamas,

hasta carbonizar la última celula viva

que si los muertos hablan

despues de muertos

sus voces y sus gritos

apagaran el fuego

conozcamos el origen de nuestra carrera,

y volvamos a nacer

 

 

 

¿QUE LE PARECE A USTED?

 

¿Qué le parece a Ustéd

si le arrancaran la piel

y con ella todo el lastre

que, de cabeza a los pies,

la fueron acumulando

antepasados de ayer?

 

¿Que le parece a Ustéd

si le apretaran el cinto

hasta vomitar la hiel

y con ella su egoismo

y que, al mirarse al espejo,

viera un ácrata en sí mismo?

 

¿Qué le parece a Ustéd

si a la hora de morir,

en su corazón blindado

oyera a un preso gemir,

preguntándose a sí mismo;

¿>por qué no aprendí a vivir<?

 

¿Qué le parece a Ustéd?

 

 

REFLEXIONES

 

A veces los hombres son,

monedas de dos caras

la que la vida les dió,

la que despues alquilaran.

 

A veces se llaman >Don<,

y hay veces que ni se llaman ,

te pretenden dar amor

aunque vaya envuelto en balas.

 

Veces que, en nombre de Dios, pretende glorificarse,

y otras frente a la traición, que prefieren suicidarse.

 

Cuando el sol te caliente, pero no te ilumine,

cuando en la madrugada presientas la tempestad,

cuando el insomnio gane el dintel de tu ventana,

cuando lo misterioso no provoque más tus alas,

cuando la propia muerte se empeñe en conducirte,

cuando el hastio te gane, sólo tienes que decirme,

donde te hallas.

 

SUEÑO ETERNO

 

Y soñabas

que volabas y sembrabas

a aún después de despertar

aquel sueño no acababa.

Y a pesar

de los esfuerzos

por no dormir,

aquel sueño te ganaba.

 

Y soñabas,

sin saber lo que pasaba

y volabas otra vez

y cada vuelta sembrabas.

Sin poder.

Imaginar

que eras tú,

que despacio te marchabas.

 

Soñabas y no advertias,

que la vida se escapaba

desnaciendo dia a dia,

al tiempo que tú soñabas.

 

Y soñabas,

y aquél sueño no acababa,

sin principio y sin final

y cada vuelta sembrabas.

En aquél,

maldito sueño,

presagio cruel

del sueño eterno.

 

 

ARCADIA

Textos de Pedro Soriano y Alfonso Salazar.

Música de Pedro Soriano

ARCADIA

Música y texto: P. Soriano

 

Santiago siempre elocuente

Oliver juega al balón

Alfonso sigue escribiendo

y el fraile se nos casó.

El Paquillo sigue igual

Jesús se nos hizo actor

Jorge ya no imita a Gila

y Agustín ya claudicó.

 

Arcadia, bressol de acracia,

hospicio de la canción

de utopía y soñadores

que son pocos pero son.

Arcadia, bressol de acracia,

nunca desapareció

yo sé que siguen cantando

que son pocos pero son

 

Lola se va a los aljibes

Uschi está tomando el sol

Carmen en cooperativa

Pepa el si ya pronunció.

Coco ya pasó de Perón,

Miguel con otra canción

Abras en al medio ambiente

y Mateo tambien cayó.

 

Arcadia, bressol de acracia,

hospicio de la canción

de utopía y soñadores

que son pocos pero son.

Arcadia bressol de acracia,

nunca desapareció

yo sé que siguen cantando

que son pocos pero son.

 

  

 

AY KINO! COMO TE EXTRAÑO (SI SUPIERA DONDE ESTAS)

 Música y texto: P. Soriano

 

Te fuiste sin avisarme,

no me quisíste alarmar

y trastocando las reglas, rufián,

atravesaste el umbrál.

Quién pudiera rescatarte

y volver el tiempo atrás

estudiando por las noches

quimeras a realizar.

Camino de la academia

y por la tarde a ligar,

nuestro primer cigarrillo

y algunas urgencias más.

 

Ay Kino cómo te extraño,

si supiera dónde estás

para volver a encontrarnos

y no separarnos más.

 

Tal vez puedas escucharme

ojalá que sea verdad

quién pudiera consolarse

creyendo en un más allá.

Donde no existan las hienas

y abolida la maldad

sólo fuese tu ternura

el idioma universal.

Donde siguieramos firmes,

soñando con alcanzar

utopías que otras gentes

en la vida entenderán.

 

Ay Kino, cómo te extraño,

si supiera dónde estás,

para volver a encontrarnos

y no separarnos más 

 

 

 

CANCION DE ELENA

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Sabes mis sortilegios

conozco tus hechizos,

desvelo tus secretos

por seguir en tu oficio.

Yo sé de tus amantes

tú sabes mis maneras

de seguir adelante

en esta guerra tierna.

El tiempo ha conseguido

mirarnos como amantes

estar siempre vencidos

ante todo lo importante.

 

Amor mío,

del amanecer al atardecer,

desde ayer hasta hoy,

sabes que te amo,

sabes que estoy.

 

Me hablas de tus conquistas,

conoces mis deseos

ansias y malas vidas

que dejan sin aliento.

Los cuatro días de amor

son el amor entero,

por saber del dolor

y mil veces del beso.

Finalmente seguimos

y pasamos los años

cortejando el destino,

jugándolo a diario.

 

Amor mío,

del amanecer al atardecer,

tierno amor,

desde ayer hasta hoy,

sabes que te amo,

sabes que estoy.

 

 

CANCION PARA EL AZAR

Música y texto: Pedro Soriano

  

Hace unos catorce años

aposté en una partida

buena parte de mi vida

aún a riesgo de perder.

 

A esos catorce anos fijos

sin garantia ninguna

deposité mi fortuna

a un bajisimo interes.

 

Después de catorce años,

se reanudó la subasta

y barajando mis cartas

vi que me tocó perder.

 

Aunque a veces desfallezco,

no corro un tupido velo

quizá pujando de nuevo

renga más suerte otra vez.

 

 

CARMEN

Música y texto: Pedro Soriano

 

Cómo explicarte Carmen

la maravilla

cuando sentí tu abrazo

entre mis costillas.

La vida nos agravia

con sin sabores

vaticinando a veces

tiempos mejores.

Hostiga con su espina

más dolorosa

para regocijarse

dando la rosa.

¿Será que reencontrarte,

me ha vuelto niño

retornándome al parque

con este guiño?

Cuánto tiempo soñando

con ser tu padre

y lo que siento ahora

es mucho más grande.

Me siento todo entero

anclado en tu cuerpo

y lo que miro y toco,

pluscuamperfecto.

A ver dónde almaceno

tanta alegría

que surge de tu sombra

frente a la mía.

Con ella impregnas a unos

y a otros desnudas

demoliendo de un soplo

todas sus dudas.

Cómo explicarte Carmen

cómo explicarte.

Cómo explicarte Carmen

lo inexplicable

 

 

CON SU CAL Y SU ARENA

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Sé que el amor que venga será inolvidable

y los dias que lleguen mitad y mitad,

con su cal y su arena su alegría, su pena.

Sé que el amor que venga será como yo.

 

 

Sé que existen tareas de hombres gigantes

que se toman la vida como hay que beber

con ginebra y con hielo con pasión y sin celo.

Sé que la ultima copa beberé por mí.

 

Cuando llegue el amor

y presente sus armas,

le diré que la guerra ya la perdí.

 

Cuando llegue el amor,

cuando sea constante,

le diré que la vida me hizo así.

 

Sé que rabian las noches cuando estás delante,

que se turbian las cosas cuando no estás,

con silencio te digo: no eres la de antes.

Sé que nada sucede si no es en mí.

 

Sé que cosa futuras no tienen remedio,

que las cosas se vienen como se van.

con recuerdo, con ira,con paciencia, con arte.

Sé que sigo en el bar adonde llegaste.

 

Cuando llegue el amor

y presente sus armas.

Le diré que la guerra

ya la perdí.

 

Cuando llegue el amor

cuando sea constante,

le diré que la vida me hizo así

  

 

CONSEJOS DESDE EL MAS ALLA

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Han pasado muchos años,

has pasado muchas camas

se te presenta la edad

y te ves peinando canas.

Si analizas el pasado

como algunos desamores

sólo cabe aconsejarte:

ya vendran tiempos mejores.

Pues ten en cuenta, querido hijo:

menos tu madre y tu hermana

el que pierde una mujer,

no sabe bien lo que gana.

Tu abuelo que era muy sabio

me transmitió esta sentencia

que, entre muchas más ventajas,

justifica la impotencia,

reduce el colesterol,

hasta el dolor de cabeza

y te arma de valor

dotándote de paciencia.

Y así te digo, querido hijo.....

Otra forma del consuelo

la canalla cantinela,

pero consuela cantarla

si te dejan a dos velas.

Cuando ella me dejó

-por el otro la muy zorra-

las cuestiones del amor

las resolví con la gorra.

Y toma nota. querido hijo.....

Y si llegan otras muchas

Para alegrarte la vida,

no desdeñes las argucias

para ganar  la partida.

Que las noches del amor,

casi siempre cosa fina,

nos consiguen el olvido

como eficaz medicina.

Te recomiendo, querido hijo.....

Te abraza papá

 

 

MARÍA

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

No te preocupes María

por los duendes del futuro,

tengo una vara de mimbre,

un látigo y dos conjuros

que llevan los malos ratos

al otro lado del mundo.

 

Ni te preocupes María

por los tiempos que se vienen

que los pondremos bien firmes,

los borramos de repente

y donde decía lunes

ponemos si quieres viernes.

 

Porque hay siempre, María,

una cosa en cada tiempo;

unas playas en verano,

primaveras de secretos,

cumpleaños en otoño

y calor de los inviernos.

 

Pero te espero María

para escribir una historia

de enanitos y de flores,

de pájaros y gaviotas,

de barcos y de piratas,

de abejas y mariposas

 

 

MÁXIMO

Música y texto: Pedro Soriano

 

Cuando entró en Arcadia

pelirrojo y alto,

juntos descubrimos

que era un buen presagio.

Yo le dije entonces:

por más que te empeñes

verás como el habito

no siempre hace al monje.

 

Se buscó un trabajo

de esos con corbata

donde hay que cuidarse

de meter la pata.

De la gran empresa

se hizo funcionario

manteniendo el tipo

revolucionario.

 

Pasamos las noches

vinieron los días,

invernando Arcadia

te aprobó Maria.

Mientras sigan años

de fiel parentela

nos sobrará el tiempo

para irnos de cena.

 

Bares de Bilbao,

tardes de Maitena,

te espero en  el Isar

con la jarra llena.

Escáner y teclas,

pantalla y ratón,

guárdame en el disco

de tu ordenador

 

 

MENSAJES EN LAS ACERAS

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Un viejo que mira y pasa

Elena me lanza un beso

viola un coche el adoquín

sufre amor el barrendero.

Dos perros se huelen juntos

Alí  estira su pañuelo

y pasean los parados

mirándose en el cemento.

Sudan los repartidores

y busca piso un soltero

y yo buscandote a tí

que casi nunca te encuentro.

Pepa ya tiene un amor

los niños van al colegio

y riegan todas las noches

aunque caigan aguaceros.

 

Un trozo de vidrio roto

y hojas de diario viejo

hay un pobre en cada esquina

cerca del Ayuntamiento.

Una foto abandonada

la bolsa del panadero

y yo buscandote a tí

que casi nunca te encuentro.

Los restos que dejó ayer

junto a los del matadero

un socavón, una obra

y contenedor repleto.

Las colillas del tabaco

el vendedor de los ciegos

las comadres al mercado

los huelguistas al encierro.

 

Hay días que el autobús

me conduce hacia tu encuentro.

Hay veces que tengo suerte

y Elena me lanza un beso.

 

 

NOCHES DEL BAR LEON

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Sabes que yo sigo igual

que siempre digo lo mismo;

que la novia me dejó,

que me quedan los amigos.

¿Y tu mujer?, ¿donde está?

¿Qué tal te marcha el trabajo?,

que Joaquín ponga las cañas,

y a ver que nos dice el diario.

 

No hay nada que sea mejor que nuestra conversación,

una noche por delante tres copas entre tú y yo.

 

A ratos me dejo ir

me acuerdo de otros días

pienso en el porvenir

lo que nos queda de vida.

Supongo que otra vendrá

a sumar melancolía

embarcarse en la ocasión

tomar el tiempo con pinzas.


No hay nada que sea peor que nuestra separación

sabernos lejos por meses sin las cañas del León,

 

Hay veces que la rutina

me deja en la habitación

pienso que conversamos

y recupero el color.

Tal vez podría ser de fútbol

de atentados de un rumor,

de mujeres de tu rumbo,

de tu casa o del amor.

 

No importa por donde vamos, ni importa donde llegar

nos basta con que sepamos  que juntos se puede andar

 

  

OBRA DE AMOR

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Bajo las bovedillas donde te espero

masa y arena fina de tu recuerdo

fraguo con hormigón el hormigueo

que trae pensar en tí desde el cemento.

 

Amor, el encofrador y el cristalero

me preguntan por tí y ni contesto.

 

Siempre de nueve a seis paso la vida

y resuena el calor entre las vigas.

No me niego a saber con quién dormías,

me dedico a enlosar horas perdidas.

 

Amor del albañil y el carpintero

en esta obra perdida donde te espero.

 

Si ladrillos coloco voy esperando

reformando mis juntas voy aguantando.

A la hora de comer ¡qué sueño viene!

Hoy me puso mi madre lo de los viernes.

 

Amor del aprendiz y el mono obrero.

Hoy releo tus cartascon pan y queso.

 

Un susurro que vuela por los calderos

y el ruido constante de los morteros.

Quien arrastra la arena me dijo un día

quien hace mezcla tiene sabiduria

 

 

OLIVER

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Que te vamos a decir que ya no sepas

o descubras de a  momento a otro

bastaría marcar en tu piel, en tu tierna piel

tres nueves y llamarte mesías

para dar consuelo a nuestra existencia.

Sin embargo, más milagro que tú no encuentro.

Para cuando tus manos sean tan grandes

como el secreto que guardas,

los zarpazos vitales nos habrán debilitado.

Entonces bastará mirar tus manos crecidas,

o el milagro del secreto,

para saber que tras nosotros,

la noche ya tiene dueno.

 

Cuando yo era como él

gateaba y sonreía

el sol era un redondel

que nacía y se escondía.

Las horas eran de miel,

el tiempo era una utopía

la leche mezclada en té

como mi madre me hacía.

Y ahora que no eres mayor

para estar en la mentira

te daré en esta canción

lo más bello de la vida.

 

El sol era un redondel

que nos abre y cierra el día.

 

El silencio es un ratón

que canta melancolía

el cariño un biberón

con buen sabor a semilla.

Los amigos un rincón

que dan sentido a la vida

y el mundo es un gran botón

que ya harás a tu medida.

 

El sol era un redondel

que nacía y se escondía.

El sol es un redondel

Que nos abre y cierra el día.

 

 

SIN RECETA MEDICA

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

COMPOSICION:

Cada surco de acción constante, de esta pócima se compone

de paz y pasión militante, Bakunin, varios corazones,

voz critica y reflexión, y anarquía en etanol

INDICACIONES:

Se indica su tratamiento, con el mundo por excipiente

por shock de alergia racial, ataques al medio ambiente,

entrevistas con el presidente y eczemas de la patronal

INDICACIONES ESPECIALES:

Urticaria por matanzas y reacción de adrenalina,

falta de riego en la esperanza, sobredosis de oficina,

desidia y aburrimiento y normas del Ayuntamiento.

FORMA DE ADMINISTRACION:

La dosis debe administrarse conforme a la enfermedad.

Se contraindica Carlos Marx, sin leer Kropotkin antes.

En niños de corta edad intoxica El Capital

PRECAUCIONES:

Úsese con precaución en pacientes de cerebro estrecho

politicos con ambición, abogados, notarios, banqueros.

Ante sintomas de intolerancia no consulte a su farmacia

EFECTOS SECUNDARIOS:

Los efectos secundarios producen paz exesiva,

lucidez mental, fatiga, pensamiento libertario,

insomnio, alucinaciones, mareos y convulsiones.

TRATAMIENTO:

Si el paciente recobra el pulso sin alterar la cociencia

persistan en la insistencia de este tratamiento en curso

y sin pérdida de tiempo para obtener un mejor efecto.

ADVERTENCIAS:

Se presenta esta canción, en casete y compact disc

se recomienda la conversación tras lo que acaban de oir.

Como no presenta peligro, dejese al alcance de los niños.

 

 

SOLO SÉ QUE NO SE NADA

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

¿Dínos dónde puebla el alma, Maestro?

Dínos, cómo quién ama es el amor

cuéntanos de la retorica,

de Gorgias, del Banquete y Fedón.

 

Si es que amo  lo que deseo, Maestro,

si yo deseo lo que no poseo,

porqué rebusco entre los restos

del amor que se marchó.

 

Y si el alma existiese, Maestro,

(no sé siquiera si la tengo yo)

dices que está y dices que no está

que ni merece la pena preguntar.

 

¿Y la retórica y política, Maestro?

Quién dice hoy miente mañana,

si nos sigues confundiendo

a dos velas iremos a tu entierro.

 

Y si vamos del mortal al inmortal

cuando el amor desea lo que ama.

Si te pregunto dónde tengo el alma

Tú me respondes: Sólo sé que no sé nada

 

 

 

TITA ENCARNA

Música y texto: Pedro Soriano

 

Apenas saboreando

la dicha del matrimonio

te afrentó la realidad

trocando paz por insomnio

y ya nadie conoció

otro indumento en tu cuerpo

que el de perseverancia

y el triste luto del negro.

 

Tita Encarna, Tita Encarna...

 

Cómo olvidar la ternura,

el amparo y el tesón

con que a todos cobijabas

cubriéndonos de tu amor,

una por una vendiendo

las onzas de aquel Batanga

o cebando aquellos cerdos

para el tiempo de matanza.

 

Tita Encarna Tita Encarna...

 

Y aún en los años del miedo,

del hambre y del estraperlo

fuiste la tita de todos,

fuiste la tita del pueblo.

Todo el mundo conoció

La tita de Bobadilla

Si aún no tienes una calle

Aquí está tu tonadilla.

 

Tita Encarna, Tita Encarna...

 

BEN AL ZAHÍDYN, DESDE EL JARDÍN DE LA CHURRA

Textos de Pedro Soriano, Ursula Sachsenmeier y Alfonso Salazar. Música de Pedro Soriano

 

AMOR CON PAN

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Hay gentes que rondan

barras de los bares

yo te conocí

entre barras de panes

allí me ofreciste

un beso de pan

y amasé con gusto

la oportunidad

 

Hay gentes que brindan

en su aniversario

con dispendios lucidos

y monetarios

yo sólo te ofrezco

dos roscas de pan

fieles prestaciones

de felicidad

 

Hay gentes que juran

el amor eterno

yo sólo te ofrezco

bollos de pan tierno

y dulces rosquillas

que poder untar

nos merendaremos

el amor con pan.

 

   

BEN ALZAHÍDYN

Música y texto: Pedro Soriano

 

Interrumpimos nuestra programación para leerles el siguiente comunicado:

 

En la mañana de hoy ha sido ingresado y trasladado de inmediato a la estación de cuidados intensivos de este centro, D. Nicanor Guardajardines, quien presentaba un fuerte schok traumatico, que al parecer, se produjo cuando comenzaba sus tareas cotidianas como vigilante y conservador del palacio de La Alhambra, al observar que Ben–Alzahídyn, unos de los leones del patio, el más ácrata de todos,habia logrado fugarse

 

Ben-Alzahídyn,  Ben-Alzahídyn

 

Los siglos de cautiverio de cristianos y cadenas

de fotos  y de turistas, festivales y verbenes

No lograron arrancarte tu condición de león

y bien que se la jugaste al bueno de Nicanor

 

Ben-Alzahídyn,  Ben-Alzahídyn

 

Hay quien dice que te han visto de cañas por el Central

tomandote unas tapitas con el amigo Aliatar.

Que tienas a retortero t´o la prensa nacional

y un montón de comisiones dispuestas a investigar

 

Ben-Alzahídyn, Ben-Alzahídyn

 

Cineastas, productores, cadenas de televisión

se disputan tu presencia, eres toda una atraccn

la ciudad esta empapelada con tus fotos en color

ofrecen por tu cabeza recompensas de a millón

 

Ben-Alzahídyn, Ben-Alzahídyn

 

Nicanor ya ha entrado en coma, le han dado la extremaunción

la cosa no es para menos y se teme  lo peor.

El pastel ya esta sevido y serás la sensación

si cuenta con tu exclusiva el proximo Churrashow

 

Interrumpimos de nuevo nuestra emisión para notificarles que hace unos minutos, según el ultimo comunicado llegado a esta redacción, D. Nicanor Guardajardines ha dejado de existir.  Descanse en Paz

 

 

 

 IMÁGENES DEL PATIO DE LOS LEONES TRAS LA HUIDA DE BEN-ALZAHÍDYN

 

BOLERO DE AMOR MATEMATICO

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Si te escribo cartas de amor y boleros

es amor la consecuencia matemática

de toda la espera, toda la distancia,

una ecuación amor, la desnuda fórmula

que lejos de métodos, reglas y formas

desemboca en positiva desazón.

 

Posiblemente amor por ser el amor

la trágica acuación de segundo grado,

entonces tú en incógnita te conviertes,

derivada, integral, número entero.

Dime cómo podré, cómo elevaré

amor, todo tu amor de raiz al cuadrado.

 

Quizá se tratase de no conjugar,

amor mío, esa fiel regla de tres,

se tratase de escapar por la tangente,

dividir tus partes, dividir mis partes

y restar por no poder multiplicarte,

por no hacer un hoy por tí, mañana por mí

 

Y seré bolero, pura matemática,

un número quebrado en todas tus cartas,

quebrado en la espera, y en la distancia

para poder olvidar amor tus áreas.

Dime cómo podré, cómo elevaré

las sabanas paralelas de tu cama

 

Querida icógnita, la equis de mi amor,

polinomio de mi vida y de las tardes

que escribo, cuando añoro tus cosenos

y teorizo el signo igual de cada beso

invento el factor común de tu recuerdo

con el signo aproximado de un orgasmo.

 

Si te escribo cartas de amor y boleros,

es amor solamente para decirte

cómo esta pobre ecuación se hace tan nuestra,

que por aritmética, no admite error:

que mis días si llegan se hacen más largos,

se elevan al cuadrado cuando no estás

 

 

CALLE DE ELVIRA

Música: Pedro Soriano

Texto: Pedro Soriano y Alfonso Salazar

 

La tarde de los domingos

siempre en la calle de Elvira

la gente con sol o frío

se encarama a los tranvías.

 

Anis, Caldo de gallina

pollo y arroz de domingo

y en las casas más pudientes

copa, puro y cafelito.

 

Y todo el mundo a los Carmenes

que hoy se nos viste de gala

juega el Graneda de Candi

contra el Barςa de Kubala.

 

Porque las tardes de invierno

no son las tardes de toros

cambian pases y muletas

por el mule y pase corto.

 

Y cambiamos la banderas

por las franjas blanquirojas

pena da si le ganamos

¿que será del Barcelona?

 

Y todo el mundo a los Carmenes

que hoy se nos viste de gala

juega el Granada de Candi

Contra el Barςa de Kubala.

 

Miren ustedes señores

las cosas no son las mismas

ni el Granada es el Graná

ni la liga es ya la liga.

 

Y que en mi calle de Elvira

ya no gentes ni tranvías

ni el estadio son los Carmenes

ni el Granada maravilla.

 

Y todo el mundo a los.........

 

 

CAMINA

Música y texto: Pedro Soriano

 

Camina, no te detengas

camina sin vacilar

camina noche tras noche

incansable hasta llegar.

 

Cada cual con su mochila

con su vida cada cual

nadie debe detenerse

hay que llegar al final.

 

Y si no llegas que sea

que la muerte de un zarpazo

detenga tu caminar

y justo en ese momentp

sabrás que has llegado ya

 

 

CANCION DE AMOR SIN SALUD

Música: Pedro Soriano

Texto: Ursula Sachsenmeier

 

Apenas sin darme cuenta

se me acabaron las rentas

de aquél enfermo amor.

Tuvo ese gesto mezquino

de contar las horas

y luego me dejó.

 

Tan sólo me dejó

solamente me dejó.

 

Digo que sólo con ella

disfruté los días

y un duro corazón.

Vino con sus cardiogramas,

sus recetas oscuras

y sus dietas sin amor

 

Tan sólo me dejó

solamente me dejó.

 

Sufro si no está presente

no creo que me encuentre,

lo nuestro se perdió.

Y ahora que todo se ha muerto

inevitablemente,

yo vivo por su amor.

 

 

DIAS QUE PASAN

Música y Texto: Pedro Soriano

 

Son días que pasan

sin valor añadido

donde gasta la vida

su mejor pasada.

 

Por mi vacación

no puedo volver

se me pasan los días

sin volverte a ver

 

Yo desgasto del viento

lo que arrastra el río

por jugar con el tiempo

con las cartas marcadas

 

Por mi vcacación

no puedo volver

se me pasan los días

sin volverte a ver

 

 

El FRAILE

Música y Texto: Pedro Soriano

 

Una noche que me hablaba con el corazón,

y la mente amortiguada por el alcohol,

me confesó que iba p´a cura

y de sus travesuras me participó.

 

Me habló de una amante dueña de su amor,

y de las terapias de la inquisición

que nunca lograba poder entender

y llenando los vasos me invitó a beber.

Entre copa y copa, nació esta amistad

que en nuestros encuentros como es natural

preside el respeto, pues esa es la clave

que aún hoy conservamos bajo siete llaves

 

Una noche en "Pedro Antonio" se nos camufló,

se encajó siete cubatas, se desmadró,

se metió en una cabina

y a su Chipilina telefoneó.

 

Ella en siete sueños conversó con el ,

trató de decirle que estaba de més

como no lograba poder entender

allí paró un taxi y me llevó con el.

Chipilina al vernos ¡Ay madre de Dios!

otra borrachera y otra nochecilla

y ya desde entonces y de incógnito

fueron por Arcadia a tomar sus copillas.

 

 

EL GRAN ALMIRANTE

Música y Texto: Pedro Soriano

 

Quién sería aquel ser inmundo que grabó sobre mi tumba

„¡Gloria a este gran almirante que descubrió el Nuevo Mundo!“

Yo, que me hice a la mar buscando sólo tesoros

que me reí de la reina que le robé todo el oro,

que no supe donde fuí ni que el mundo era redondo

y que tan sólo el engaño fué siempre mi profesión

yo que fuí sólo un patán yo que fuí sólo un rufián.

No me llamen descubridor quién nunca me conoció.

 

Quién pondría en mi pedestal con grandes letras de bronce:

„¡Gloria eterna a este hombre bueno, gloria de la cristiandad!“

Yo que nunca recé a Dios salvo que tuviese miedo,

yo que sólo recé a Dios  por miedo a los elementos,

yo que rezaba al diablo p`a satisfacer deseos

yo que no recé al diablo, pues rezar me importa un cuerno

yo que fuí sólo un patán yo que fuí sólo un rufián

Que no me llamen cristiano los curas ni sus sicarios.

 

Quié escribió en esos libros, toda esa majaderia:

„¡Gloria al gran heroe español que murió en el olvido!“

Yo que atravesé los mares, para conseguir mujeres

yo que destruí los barcos para construir burdeles

yo que me volví p´a España sin dinero y sin poder,

yo que ni era español ni nunca lo quise ser

yo que fuí sólo un patán, yo que fuí sólo un rufián

llámenme, p´a ser certeros, sinvergüenza o putañero

 

 

ESTATUA DE BRONCE

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

No te me acerques querida llena de cavilaciones

que guardo mis ilusiones que otros quisieron quitar

con consejos con insidias y malos ratos de amor.

 

No me lances a la vida teniendo defensas bajas

pues el desamor trabaja de la cuna hasta el altar

de la noche a la mañana sin fiestas de guardar.

 

No me pidas que te cure que te lama las heridas

los pronombres posesivos  terminan sentando mal

no me pidas que te finja  en los placeres celestes

pera sentirnos mas fuertes hace falta mucho más.

 

Pideme que no me pierda que te alumbre por las noches

ni me olvide de tu nombre aunque arrecie el temporal

aunque lleguen malas horas y pienses abandonar.

 

Sueño estar en tu regazo llevame cómo las flores

corazón no se responde con mar de necesidad

hay veces que los abrazos nos parecen mucho más.

 

Guárdame entre tu secreto, sácame a la luz de pronto,

no me ciegues con tus ojos no me dejes respirar

vuélvete estatua de bronce que mira desde su cumbre

y responde al desconsuelo que me acoje si no estás.

 

 

 

GANA TIEMPO AL TIEMPO

Música y Texto: Pedro Soriano

 

No sé con que inercia

ní con que presagio

la misma guitarra

y un canto en los labios.

Salí de mi tierra

donde quedó tanto

buscando horizontes

con menos agravios.

 

Quedaron amigos

por todo mi barrio

y un dulce recuerdo

de aquél vecindario.

Nó sé si estoy loco 

cómo dicen tantos

o llevo en las venas

la fuerza de un canto.

 

Oíganme todos que quiero cantarles

todo lo que siento,

siento en mi pecho una pena muy honda

que me está consumiendo.

Y siento una llama que no se consume

que me está diciendo

no te derrumbes, sigue hacia adelante,

gana tiempo al tiempo.

 

 

LOS FILIBUSTEROS

Música y Texto: Pedro Soriano

 

MI querídisima esposa

tienes ganada la gloria

por que siempre estás en misa

y en las mesas petitorias,

presidiéndolas con garbo

mira que bien que has salido

en las fotos de los diarios

p´a envidia de los amigos.

 

Y tú bautizas veleros,

con botellas de champán

y por las noches asistes

a fiestas de sociedad,

agasajos y sorpresas

en justa correspondencia

al sillón que representas

en el consejo de empresa.

 

Que nadie se llame a engaño

somos dos filibustero

por una vez en la vida

tratamos de ser sinceros,

cáguense en los sentimientos

dedíquense sólo al ocio

véndanle el alma al diablo

y habrán hecho un buen negocio

 

 

LUCHAR SI DESCANSO: CANCION DEL QUIJOTE

(bajo la bandera de Brel)

Música: Pedro Soriano

Texto: Ursula Sachsenmeier

 

Soñar sueños imposibles

y no tener bandera,

quemarnos en la fiebre,

llegar donde no llegan.

 

Seguir esperando,

seguir una estrella

más allá del tiempo,

luchando por ella,

luchar sin descanso

por un trozo de amor,

con un poco de esperanza

alimentar el corazón.

 

Amar desesperadamente,

y afrontarnos desnudos,

amar siempre los sueños

y enfrentarnos al mundo.

 

Seguir esperando,

ésta es la espera,

más allá del tiempo

luchando por ella,

luchar sin descanso

por un trozo de amor,

con un poco de esperanza

alimentar el corazón

 

 

NIÑOS Y PAÑUELOS

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Nos hablamos con flores

y yo inventaba, la ciudad en sus favores.

 

Un niño limpia zapatos,

yo te decía, es carne asunto barato.

 

Mira íbamos del paseo

a Puerta Real con un beso en cada portal.

 

Hay cosas que la ciudad

nos deja para el recuerdo

yo no quiero más lugar

que ese lunar de tu cuerpo.

 

Finalmente te marchaste

y tan de pronto, que me esforcé en añorarte.

 

Y me vendieron pañuelos

por esas calles dos angelitos del cielo.

 

Mira iba desde el paseo

a Puerta Real con lágrimas en cada portal.

 

Hay cosas que la ciudad

aún no tiene y yo pretendo

y ya no quiero mirar

todo lo que yo te debo.

 

Ahora sólo hablo con gatos

y ya no olvido, sus uñas son tu retrato.

 

Y así distingo del todo

la diferencia, entre dos tragos y un sorbo.

 

Mira que voy al paseo

y a Puerta Real con una sonrisa en cada portal.

 

Hay cosas que la ciudad

aún no entiende y yo comprendo

que la madurez es cosa

que siempre lleva su tiempo.

 

 

PARTE Y PARTE

Música y Texto: Pedro Soriano

 

Hay una cierta parte en mí      ya ves

que se parte si te vas.

Hay una cierta parte en mí       ya ves

que se parte si te quedas.

Hay una cierta parte en mí       ya ves

la que no quiero decir,

 

es esa 

que siempre está

cada vez

que tu no estás.

 

Pero hay cierta parte en mí       ya ves

que me tiene por el hígado.

Pero hay cierta parte en mí       ya ves

que se empeña en ser feliz.

Pero hay cierta parte en mí      ya ves

esa que nunca recuerda,

 

la que te

sabe olvidar,

la que te

sabe olvidar.

 

Hay una cierta parte en mí         ya ves

la que se quiere callar.

Hay una cierta parte en mí           ya ves

esa que quiere hablar.

Hay una cierta parte en mí          ya ves

que no para de decir:

sentémonos,

digámonos

y démonos

tranquilidad.

 

 

PERO DILES TU SANTIAGO

(bajo la bandera de Brel)

Música: Pedro Soriano

Texto: Ursula Sachsenmeier

 

Es fácil ir a misa

y pedir a las vírgenes

"perdonadnos deprisa

de nuestros torpes crímenes".

Pero diles tú Santiago

que no les perdonamos,

que paguen en la calle

lo que van robando.

 

Es fácil tras las guerras

prometer paz para siempre,

celebrar las victorias

y vestirnos de jueces.

Pero diles tú Santiago

que sus paces no cierran

los llantos de los niños

y las heridas abiertas.

 

Es fácil tras el amor

cuando todo se ha muerto

llorar como hombres

pensando que era eterno.

Pero diles tú Santiago

que el amor no es como dicen,

que los tiempos más duros

anuncian los más felices

 

 

SI VUELVES

Música y Texto: Pedro Soriano

 

La calle es un rio,

vacío.

Tu sonrisa una cola

de avispa.

 

El invierno una ocasión

de vernos.

Si vuelves.

 

La mañana es un balcón

de luces.

La esperanza un rincón

de tu casa.

 

El invierno una ocasión

de vernos.

Si vuelves.

 

 

TODO LO QUE ME HAN CONTADO

Música: Pedro Soriano

Texto: Alfonso Salazar

 

Que el mar tiene su secreto

y se juega entre las olas,

que sólo soy lo que siento

y tu sangre es de escayola.

 

Que la luz se llama el día

y una estrella es la aurora,

que se tuercen las mañanas

cuando el duende se evapora.

 

Todo lo que me han contado

he dejado en un suspenso,

sólo  creo en la sonrisa

que amanece si te veo.

Yo sólo creo en tus mares

y en las olas de tu juego,

en la sangre de tu casa

si en ti siento lo que siento.

 

LA PLAZA HUMANA

con textos de autores granadinos contemporáneos.

Música de Pedro Soriano y Pancho Vidal*

 

Ramón Repiso

RAZÓN DE AMOR

 

No tengo ni tendré para quererte

el valor que quisiera haber tenido,

conoces tan exacto lo que he sido,

lo que dejé de ser para tenerte.

 

Yo soy débil, mi amor, tú me haces fuerte

cuando abrigas la mano que descuido

dormida en el pasado, cuando pido

la paz y la palabra y no la suerte.

 

No tiembles, corazón, si en tus pezones

anidan con la luz pálida y fría,

mi tristeza, las buenas intenciones.

 

No temas, mi razón, es que amanece ;

contigo todo vuelve a ser del día

y el niño que perdí, contigo crece.

 

 

Alfonso Salazar

CANCIÓN DE LA LUZ

 

Por no tener ni consuelo

se reparten los dolores,

en ciruelas del destino

van nuestros tiempos mejores.

 

De los limones guardados

en la corva de los dientes

uno sólo me ha quedado

para poder ofrecerte.

 

Ay, luz de las tintas rojas,

ay, luz de las tintas verdes.

 

Se mueren los capitanes

ya sin barco ni mandato.

A mí me dieron candela

los meses de tus zapatos.

 

Posible es siempre posible

cuando la cabeza estalla.

Yo sé que tengo una muerte

esperándome en la playa.

 

Ay, luz de las tintas rojas,

ay, luz de las tintas verdes.

 

Si desnudo me acribillan

me coloco una coraza.

Que la armadura de viento

sólo protege en las plazas.

 

 

Ramón Repiso

DE GRANADA A CONIL

 

Descalzos corren mis años,

sin sueño van por tu vida,

para que no te dé sed

la sangre de mis heridas.

 

A las playas de Cádiz

desnudo vengo

para mezclar mis canas

con tu veneno.

 

De tus veintiseis abriles

la cuenta llevan las olas

y de tu hasch y tu polen

los mecheros que me robas.

 

Todo se olvida, de pronto,

con el canábis

menos tus pies descalzos

fundando Cádiz.

 

Se llena cuando te ríes

de flores de almendro el cuarto

porque te lavas la boca

con las agüitas de marzo.

 

De Granada a Coníl

vuelo cantando

lo nuestro sigue siendo

 puro teatro.

 

 

Javier Egea

UN DÍA FELIZ

 

¿Qué pasa en esta calle que el ciego de la esquina

regala los cupones y el de la barbería

olvidó a Maradona y el viejo que gruñía

por el ojo de patio hoy entona en sordina

 

baladas de Los Panchos y de Joaquín Sabina

y vino el fontanero y hasta la policía

hace la vista gorda con Luis “El Carafría”

que arregla transistores y pasa cocaína

 

y paran los taxistas en los pasos de cebra

y la dulce pareja por fin encuentra piso

y es el barrio un desorden lavado por la lluvia?

 

¿Por qué sirve Bernardo de marca la ginebra?

Porque nadie esperaba tan pronto el paraíso.

Porque ha venido a verme Consuelo de la Rubia.

 

 

Javier Benítez

AMOR CONFUSO

 

Esta ciudad de huelga intermitente,

sus avenidas largas como látigos,

y plazas que recuerdan viejas citas,

y nombres que los tiempos han borrado.

 

Esta ciudad con obras infinitas,

con bosques de cemento amurallado,

con lluvias de neón y agua bendita

y muertos que descansan solitarios.

 

Esta ciudad que sabe de nostalgias,

de poderes, de guerras que han pasado,

de copas, de bohemia, de la noche,

de música y poetas entregados.

 

Esta ciudad que baila con tu cuerpo

a ritmo de boleros o de tangos,

que sueña con tus labios, se emborracha

y luego llora cuando te has marchado.

 

Esta ciudad sin duda no es la nuestra,

o tal vez se parezca demasiado.

 

 

Ernesto Pérez Zúñiga

LENCERÍA

 

Eres sola bailarina

y mujer de los salarios.

Se resbalan sueño y nada

por el baile de tu mano.

En el teatro nieva, lejos,

aqui suenan los aplausos.

En pezones de azabache

rueda saliva de anciano.

 

Por tu cuerpo sueño y nada,

la humedad se va latiendo.

Tu cansancio tiembla roto,

patina de los espejos.

Veite años de gacela

por las barras del deseo.

En un tronco de la Habana

hay un nombre verdadero.

 

Porque el otro, luces rojas,

solo vale cinco pesos.

 

 

José Luis García Rúa

LA CANCIÓN DE RICARDO

(extracto)

 

(„¡mía!“. Elevaba su remo,

y recogiendo

la pelota en el aire,

pasábala a su pie de carne y hueso,

y ¡din! ¡dan!, en regates

de músculo y madera,

burlaba a su contrario,

y en zancadas de pértiga

corría hasta la linde

para centrar balones al compadre:

„¡tuya!“)

 

 

Marga Blanco

CARMELA

 

Desde la ventana

el patio con el sol

es un acuario

de hojas vivas.

 

Hoy no pienso

ir a molestarte.

 

Me voy con Carmela

a su memoria de moscas

donde sus mil caras

de seducción felina

y su lengua de lija

me intentan quitar

las agujas y las horas.

Por eso a ella también la dejo

jugar con los botones.

 

Pero hoy no pienso

atravesar tu puerta.

 

Siento su ronroneo

en la punta de mis dedos

y me quedo con ella.

Así puedo comprobar

lo que tú sientes

-a veces-

al acariciarme.

 

 

Luis García Montero

SON DE PAZ

 

Vigílate a ti mismo

cuando hables de paz.

 

Que no lleguen los himnos victoriosos

donde el amor no llega.

 

Que no te hagan injusto tus verdades

igual que tus mentiras.

 

Que el miedo no te obligue a ser valiente.

 

Va contigo la sombra que te ve

cuando cierras los ojos

y miras a otra parte .

 

Va en silencio contigo tu silencio.

 

No olvides que el cinismo

flota como un ahogado,

que las guerras crueles

necesitan de ti.

 

 

Belén Sánchez

ANCIANA EN SU CASA

 

Tu mirada, qué no está aquí,

cuenta los días y las noches.

Tus muebles de canela te escuchan

y te escuchan tus paredes.

Nadie más sabe de ti.

Y un tin-tín de botones y cortinas

aprenden a ser estrellas

sobre un cielo de humedades.

Mientras, por tus ojos,

pasa el tiempo,

pasa el tiempo,

pasa el tiempo.

 

 

David Hidalgo

VARIOS   (D)EFECTOS    AL    AMOR

  

El amor es usar desodorante,

peinarte bien, plancharte la camisa,

dar al espejo tu mejor sonrisa,

bajar las escaleras galopante;

 

con bombones o flores por delante

parecer puntual, llegar con prisa,

esperarla, salir, tirar de visa

en el cine, en el pub y el restaurante;

 

recibir por la noche tu castigo:

un beso en la mejilla: eres su amigo,

desear que un cuchillo se te clave,

 

maldecir amistades tan fraternas

y volver con el rabo entre las piernas.

Esto es Amor; quien lo probó, lo sabe.

 

 

Jorge Fernández Bustos

CANCIÓN INFANTIL (para dormir abrazado a la almohada)

 

Tuve una muñeca

vestida de azul,

con delicadeza

coge el autobús.

 

Acabó lo nuestro

y se despidió,

hoy la veo de lejos

con mucho dolor.

 

Dos y dos son cuatro,

cuatro y dos son seis;

vivo de recuerdos,

no me despertéis.

 

 

Javier Benítez

EL PISTOLERO

 

Amor de mis entrañas, prueba suerte

que hoy vengo disfrazado a tu medida,

y sin pudor te ofrezco una partida

que me dé la ocasión para tenerte.             

 

No temas a jugar. Cógela fuerte,

la bala del amor es recibida

por el tambor rugoso donde vida

no nacerá jamás, pues todo es muerte.

 

Sostengo la culata entre mis dedos,

levanto el percutor, respiro hondo.

Oigo tu corazón acelerado.

 

En el ambiente flotan nuestros miedos.

Pongo en tu boca su calor redondo

y si aprieto el gatillo habré ganado.

 

 

Pepe Ramos

CONTRATO DE SEPARACIÓN DE BIENES

__________ a __ de __________ de 19__


A partir de la fecha de hoy los abajo firmantes se comprometen a despedazarse mutuamente administrando los siguientes recursos sentimentales:

por la parte A:
la desilusión, el rencor, los celos y las falsas promesas.

por la parte B:
el desinterés, la incomprensión, la pasividad y las infidelidades.


El notario:___________________Los interesados:

 

 

Pepe Ramos

JAMÁS ME FOLLARÍA A LA NOVIA DE UN AMIGO

 

(Depende) 

 

 

  

 

COPLAS EN LOS TENDEDEROS

 

 

 

NUNCA CANTÉ EN BUENOS AIRES

(Texto: A. Salazar. P. Soriano. Música: P. Soriano)

 

Nunca canté en Buenos Aires

ni a la luna en Tucumán,

pero no olvido a Yupanqui

que me provocó a cantar.

Después descubrí a Facundo

que me hablaba de Tandil,

con una flor en la mano

que guardaba para mí.

 

Nunca canté en Buenos Aires

como Sabina y Serrat,

pero la voz del Polaco

siempre me hizo temblar.

Soñé patear la Pampa

con Larralde y su Ovejero,

y escuchar en una estancia

zambas de Los Chalchaleros

 

Nunca canté en Buenos Aires

ni grité en la Bombonera,

pero me crié entre tangos

de Discépolo y Le Pera.

Y las victorias de Fangio

sucedían en mi pasillo,

al fin y al cabo mi casa

parecía un conventillo.

 

Nunca canté en Buenos Aires

ni tan siquiera avistar,

la sombra oscura en La Plata,

de Alfonsina y de su mar.

Ojalá cambie mi suerte

y un día pueda conocer,

el Buenos Aires querido

al que le canta Gardel.

 

 

PORQUE EL TANGO ES VIDA

(Texto: A. Salazar. P. Soriano. Música: P. Soriano)

 

Rechiflao en mis recuerdos ahora me yira la vida

y no sé qué lo me has dao: te juro que la luna brilla.

 Fue a conciencia pura que perdí tu amor.

Desde que te fuiste, triste vivo yo.

 

De chiquilín te oía allá afuera donde barrio arrabalero,

nada más nos queda ya que en un pálido final.

Malena venga a cantar y al igual que al bandoneón

se nos piante un lagrimón y rompamos a llorar..

 

Triste, triste, triste, qué noche llena de hastío.

¿No me ves tango querido? ¿no ves la pena que me ha herido?

Flor de fango que hiciste a Griseta de champán,

en los cosos cantarían, si te llamaran María.

 

¿Dónde está mi barrio, cuna querida?

Ya no nos quedan más, calle de Elvira.

Mándese un trago amigo, no vinimos a llorar,

de noche cuando me acuesto escucho  a un tango cantar

que la vida es otro cuento.

 

Y sin embargo te quiero, tango que me hiciste mal.

Te quiero más que a mis ojos, te quiero más que a mi vida,

tango que me hiciste mal.

Porque sos el mensajero del alma del arrabal.

 

El día que me quieras en el boliche de Bachín

caminito amigo, me tendrás contigo.

Te quiero más que a mis ojos, tango que me hiciste mal,

porque sos el mensajero del alma del arrabal.

 

 

COPLAS EN LOS TENDEDEROS

(A partir de un romance de Rafael de León)

(Texto: A. Salazar.  R. de León.  P. Soriano.  Música: P. Soriano)

 

Hambre de pan con aceite, las costumbres de la infancia,

mi madre tendiendo ropa con el sol de la mañana.

"Estate quieto ya, niño, deja de darme la lata,

que la radio trae estos versos a traves de la ventana".

 

Me lo dijeron ayer las lenguas de doble filo,

que te casaste hace un mes... Y me quedé tan tranquilo.

Nada de pegarme un tiro ni enredarme a maldiciones

Ni apedrear con suspiros los vidrios de tus balcones.

 

Porque sin ser tu marido ni tu novio, ni tu amante,

yo soy quien más te ha querido ¡con eso tienes bastante!

Que si al pie de los altares mi nombre se te borró,

por la gloria de mi mare que no te guardo rencor.

 

Porque al pie del tendedero la tristeza se me borra.

Que no hay mayor alegría que ser feliz en las coplas.

El niño imitando a Fangio con sus coches de hojalata,

un tren viejo de madera y una mañana muy larga.

 

Mi padre encendió un pitillo, se enteró bien de tu nombre,

y te compró unos zarcillos, y a mí, un pantalón de hombre.

¡Pamplinas, figuraciones que se inventan los chavales!

Después la vida se impone: tanto tienes, tanto vales...

 

Las verdades de la radio son verdades del barquero:

yo no tengo lo que valgo pero valgo lo que tengo.

Terminando los romances ya recoge la colada,

mi madre me tira un beso. Y la radio ya se calla.

 

 

DE COBRE Y SAL

(Texto: A. Salazar. Música: P. Soriano)

 

Pablo Neruda rebusca 

conchas finas de la China,

la canción desesperada

de aquella España perdida.

 

Pablo Neruda se ajusta

su gorra de fieltro gris

y mira el cóndor que pasa

entre los Andes de abril.

 

Pablo de España y de Chile,

como Piccaso y Casals,

Chile y España se  hermanan,

dictaduras de cobre y sal

 

Pablo  Neruda se ajusta

su gorra de fieltro gris

y mira el cóndor que pasa

entres los Andes de abril.

 

Pablo Neruda se viste

de embajador en la gloria

y viste un traje de nácar

con ribetes de paloma.

 

Pablo Neruda visíta

en los infiernos a Franco,

como tarjeta le deja

veneno con versos blancos.

 

 

CANCIÓN DE LAS ABUELAS

(Texto: A. Salazar. Música: P. Soriano)

 

Si le cruza la cabeza un recuerdo de ayer

se lo anota en la libreta, la memoria ya no es

de la que presumía cuando, joven mujer,

paseaba del talle la calle del querer.

 

La abuela teje punto, costurera de miel,

remueve las agujas con las gafas de ver,

con la voz temblorosa y ese dolor de pies

espera toda la noche luz del amanecer.

 

Canta una copla antigua, al derecho y al revés,

de un amor de hace tiempo que a la guerra se fue

por cosas que ya sabe no deben suceder,

pasando la miseria y los años en la piel.

 

La vida en el pasillo con su pozo de hiel,

del sillón a la cama un día y otro también.

Los paseos por la calle ya son cosas de ayer

de aquel tiempo feliz que quisiera volver.

 

Igual que un pajarito se sienta a comer,

mira fotos de los nietos y remueve el café.

Se le va el santo al cielo y casi sin querer

canta lairolairoláila y a saber dónde fue.

 

Superó la diabetes y una hernia también.

Tras varios desengaños el tiempo, que es tan cruel,

le pasa la factura de los años en pie.

Y mira con ternura el paso de aquel tren.

 

 

KORDURAS

 (Texto y Música: P. Soriano)

 

¿Qué quieren los anarquistas?

Siempre están dando el coñazo,

reivindicando utopías con Bakunin bajo el brazo.

No entendemos su doctrina, no están de acuerdo con nada

que no sea la acción directa cantando A las barricadas.

 

No militan en creencias

por ley tienen su conciencia.

¿Que querrán estos idiotas

que para colmo no votan?

 

No tengo intención alguna de escuchar más veredictos,

mejor ve a ver a Korduras, que te aclare tus conflictos.

Que a mí ya me los dejó como el agua de la fuente

de la que bebo a diario: limpia clara y transparente.

 

Es Korduras un hombre serio, amable y muy complaciente,

que camina por la vida advirtiéndole a la gente

de cómo han de ser las cosas, que no del modo que son,

y para cualquier problema te ofrece la solución

 

Con exquisito carácter

él recibe a los loqueros

y en los juzgados de guardia,

lo conoce hasta el portero.

 

 

JUAN Y JOAQUINA

( Texto: A. Salazar. P. Soriano. Música: P. Soriano)

 

A las seis de la mañana,

en el frío del invierno,

el tío Juan de madrugada

hace churros para el pueblo.

 

A las ocho de la mañana

tía Joaquina abre la tienda

las primas van al colegio

y amanece en Antequera

 

Barre Juan, barre Juan,

que Joaquina en la cocina

te prepara el gazpachuelo

p´a la hora de cenar

 

A las cuatro de la tarde

Juan con el cesto a la espalda

camino de la estación

a Bobadilla en El Raspa.

 

A las ocho de la noche

Juan se vuelve p´a Antequera

le da un beso a su sobrino.

"Bueno, gorila, ahí te quedas"

 

Barre Juan ...

 

A la doce de la noche

Antequera ya se cierra

cansados de la jornada

van a la cama y se besan.

 

Que mañana, ya tú ves,

amanece otra jornada

y entre los churros y andenes

no queda tiempo p´a nada.

 

Barre Juan …

 

 

PATERAS EN EL ESTRECHO

(Texto: Alfonso Salazar. Música Pedro Soriano)

 

Se van al fondo del mar, las rosas muertas,

se van al fondo del mar, con billete

de ida sin vuelta.

 

Sueños del mejillón, muchas estrellas

del cielo, de la noche, sangre y madera,

muerte en patera.

 

Así van cayendo en el noticiero,

que ni podemos contar uno tras otro,

de tanto muerto.

 

Se van al fondo del mar, van avanzando,

mientras cantamos a coro bien alto,

nuestra pereza.

 

Perdidos en el mar, vienen cantando,

la tierra de las rebajas, de los mercados,

nuestros pecados.

 

De tanta mala espina éste es el cuento:

corazones que laten y que duermen

en el estrecho.

 

Se van al fondo del mar, y sin derecho.

Mala sangre nos lleva. Mala vida nos lleva

y no hay derecho.

 

 

SI YO FUESE COMO DIOS

(Texto: Alfonso Salazar. Música Pedro Soriano)

 

Digo que un amigo ha muerto

y que me deja abandonado.

En la cerveza que me han puesto

traen de postre su caballo,

corre en mis venas su dolor

y en la jeringa corre su razón.

 

Si yo fuese como Dios,

sin tener remordimientos,

su risa valdría por dos

y mi llanto iría en el viento.

Pero si yo fuese Dios

nunca jamás tendría vacilación.

 

Entre un manojo de flores

haría aparecer París,

beberíamos ron de soles

y cantaríamos a Berlín.

Y su familia inventaría

para poder brindar en la homilía.

 

Del verano haría sombras

del invierno un sol tremendo

y su cuerpo sería alfombra

de ratones y de insectos.

Porque yo sería aquel Dios

de los que sueñan y  pequeños son .

 

 

 

 

 

QUIÉN ME HABRIA DE DECIR

(Texto y Música: Pedro Soriano)

 

Quién me habría de decir

después de tanto tiempo

cuando te conocí

y allá en tu apartamento

sellando esta amistad,

con un litro de ponche,

y Yupanqui y Cabral

ataviando la noche.

 

Quién me habría de decir

si parece mentira 

que aún sigamos aquí

yira que yira y yira,

aún haciendo hincapié,

rufián ecuatoriano,

treinta y tantos después 

de estrecharnos la mano.

 

Quién me habría de decir

lo que esconde el destino,

que llegase a escribir

canciones a un bandido.

Amistad sin zurcir

qué bendito regalo

poderla compartir 

con sudamericanos.

 

 

NANAS Y CUENTOS

(Texto y Música: Pedro Soriano)

 

Tengo tantos cuentos guardados

en la pena de un pozo

y nanas esperando,

 

historias que dejan insomnio,

que se convierten en

trampas que rompe otoño.

 

 Por ti, los cuentos que cuando el trueno

mi sueño amenazaba.

Con la ternura

y junto al fuego

yo te contara.

 

Un escondido tren de madera

en un armario oscuro.

Yo soy el brujo

que hago conjuros

para tu futuro.

 

Cuentos perdidos y nanas

suben la garganta

y siempre me asaltan.

 

Porque la vida es un cuento

y una nana tan frágil

que dice te quiero.

 

Sin ti  las noches fueron vacías

que aunque yo no estaba,

a la princesa

había un rey rana

que le faltaba.

 

Déjame ahora que lo termine:

los cuentos siempre son

una oportunidad.

La rana se hizo beso

y tu boca perdón.

 

 

IRENA

(Texto y Música: Pedro Soriano)

 

Es una mujer que sabe

lo que quiere de la vida,

es una mujer que vale,

es una mujer sencilla.

Lleva su cuerpo amoldado

a cuarentamil heridas,

que al caminar por la vida

su destino le ha asestado.

Y son tan hondas sus penas

que al combatir con arrojo

se la abrillantan los ojos

y empieza a llorar Irena.

 

No te preocupes, Irena,

que tienes un hijo hermoso,

lleva tu sangre en las venas

y también tus mismos ojos.

Él será continuación

de tu aventurada vida,

que la vida es la partida

donde juega el corazón.

De corazón y entereza

 caminas siempre vestida

dejando por las esquina

los retales de tu amor.

 

 

Homenaje a JOSÉ LUIS GARCÍA RÚA

(Cantos a la divina ACRACIA)

 

 

 

 

Conocí a José Luis hace mucho tiempo. Mi padre era responsable del sindicato en la clandestinidad granadina de los años sesenta. El sindicato, claro, era la CNT. José Luis pasaba por casa, ambos se reunían en lo que mi padre llamaba despacho –una salita en nuestra humilde casa- y pasaban horas y horas hablando. Desde que mi padre falleció creo que ese convencimiento sin fisuras, esa coherencia por encima de todas las cosas, sólo he vuelto a verla en la mirada limpia de José Luis García Rúa. Este CD tiene mucho que ver con aquellas reuniones que mantuvieron en mi casa. Al fin y al cabo ambos son los seres humanos más cercanos a mí que encarnan ese ideal.

 

Agradezco a los amigos que se han ofrecido a colaborar en este disco su entrega, su cirujano ejercicio con la escritura y su saber hacer con las cuerdas, las pieles y las teclas que nos dan la música. A Agustín García Calvo, que tanto comparte con José Luis, y a Isabel Escudero, que me han abierto con su amistad un torrente de emociones y devociones. A Jesús Lizano, siempre en pie con la palabra acracia por adarga. A Javier Sádaba y José Luis Molina, gracias por los textos que acompañan a este, que si bien no son canción, tienen todos los sonidos que cabe a la amistad y la admiración. A Alfonso Salazar por traducir nuestras conversaciones en prosa a letra de canción. A Pancho Vidal, compañero de acordes y guía en la composición y el arreglo. Los amigos Juan Bidart (Piano) Mundo Burgos (Guitarra) Fabián García (Saxofón) Al alquimista Jens Olhy que sabe como disimular las limitaciones del músico y hacer mejores sus aptitudes. Así como la interpretación de Teresa Villar en "Die Taube und der Adler" y la voz colaboradora de Uschi Sachsenmeier. Incluyo también dos figuras literarias de hace tiempo, el poeta romano Giuseppe Gioachino Belli, de quien García Calvo ha realizado la traducción de sus sonetos, y el poeta catalán, anarquista, Joan Salvat Papasseit, cuyos versos hace tiempo que me acompañan. Y, por último, un recuerdo al desaparecido amigo Agustín Souchy, pensador ácrata alemán, lo más parecido que volví a ver en mi vida a la mirada limpísima de Carlos Soriano y José Luis García Rúa.

Pedro Soriano

 

 

 

 

 NOS MUEVE EL NO SABER

 

A J.L.Gª Rúa

 compañero de tantas locuras razonables

 

 ¡Tus ciudades te acunen,

prenda de buen querer!

No ésas que traza de lo alto

Dios el de la fe y la ley,

bloques de nichos donde cumplan

los condenados a creer

que vivir es contar el tiempo

de cárcel o de cuartel,

 

sino aquéllas que todavía

de vez en vez

del hervor de gente viva

surgían sin saber a qué,

tu Gijón, nuestra Salamanca

y Maguncia y Cabra también

y Granada y cuantas al paso

sintieron patear tus pies:

 

en ésas de tus huellas brota

vaho de flor que no se ve

de los sudores y las llagas

de tantos pasos y traspiés

de acá para allá llevando

una voz que quería ser

no tuya, sino del pueblo

que vive sin saber quién es,

 

 llamando de lo más hondo

a la guerra contra el Poder

que trompetea por lo alto

la mentira y la mala fe.

Puede que brujas a la oreja

te susurren que para qué

tantas andanzas y bregas

y pedradas a contraser;

 

pero tú no les hagas caso:

déjate, amigo, adormecer

al recuerdo de tus ciudades

y de amigos que ya no estén,

un rato al menos, mientras vuelves

a batalla una y otra vez;

porque no sabemos adónde

y nos mueve el no saber.

 

Agustín García Calvo

Agosto 2009

 

 

 

Me gustaría destacar estos tres aspectos dentro de la rica personalidad de José Luis García Rúa. En primer lugar su tarea de profesor de  filosofía en la que destaca tanto su labor  docente como sus publicaciones. Lo dedicado a Ludwig Feuerbach, por ejemplo, es un modelo de cómo estudiar a un importante y poco conocido filósofo y que es, al mismo tiempo, ineludible para entender la antropología de la religión.

En segundo lugar el papel decisivo que ha tenido y tiene en las defensa de los valores libertarios. Es este un hecho tan evidente que insitir en ello sería redundante. José Luis figura ya como un modelo dentro del pensamiento anarquista.  Este es inconcebible en España sin él. El tiempo que ha empleado en organizar y mantener vivo el espíritu anarquista forma una parte amplia de su vida.

Y en tercer lugar, su capacidad de amistad, la facilidad para trasmitir optimismo y ánimo a todos los que, en una sociedad absorbida por el poder, no se resignan a que, unos y otros, nos sometan con sus  seudonormas. José Luis García Rúa es una referencia esencial. Le tendremos presente, no sólo en el corazón, sino como guía hacia una sociedad que no sólo ha de ser soñada. Es de esperar que en algún momento se haga realidad. Salud.


                                                                                                                 Javier Sádaba

 

 

MAMÍFEROS (De Lizanías)

Jesús Lizano

 

Mamíferos con nombres extrañísimos

y siguen siendo tan sólo mamíferos,

Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos…

 

No saben que son mamíferos, y se creen fontaneros,

obispos, diputados, policías y lecheros ...
Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.

 

Conserjes, médicos, sastres, aparejadores,
maestros, cantautores…
Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.

 

Alcaldes, camareros, oficinistas,
autores, y periodistas.
Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.


Miembros, todos se creen miembros del Comité Central,

del Colegio de Médicos… reyes, coroneles y académicos.
Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.

 

Actrices, secretarias, lesbianas, puericultoras…
putas, asistentas, directoras,

Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.

 

Demócratas, campesinos, soldados y comunistas.

Ajedrecistas,
Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.

 

Ejecutivos, y socios, e ingleses.
Italianos, catalanes, y marqueses,
Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.

 

Musulmanes, cristianos y coptos.
inspectores, técnicos, benedictinos,
empresarios, cajeros, cosmonautas…
Yo sólo veo mamíferos. Yo sólo veo mamíferos.

 

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

CANTO LA LLUITA

Joan Salvat Papasseit

 

Cavaller d´un corser

qual crinera és de flames

só jo l´incendiari de mots d´adolescent.

Blasmo els déus a ple vol:

l´arraulit bestiari

tem al fuet del meu cant!

 

I he maridat la lluna….

(Però no dormo amb Ella,

si el filisteu governa els meus domenys)

 

 ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Canto a la lucha

 

Caballero de un corcel

de crin llameante

soy el incendiario de palabras de adolescente.

Blasfemo a los dioses en pleno vuelo:

el encogido rebaño

teme el látigo de mi canto!

 

Y he desposado la luna...

(Aunque ni duermo con Ella.

mientras el filisteo gobierne mis dominios)

 

 

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

EL INGENIO DEL HOMBRE

(Giuseppe Gioachino Belli)

 

Tocando a avemaría la campana

por el Corso me encuentro a Margarita:

brazos abiertos me la voy: "Nenita,

ahora mismo te tengo a ti una gana..."

 

Dice ella "¿Y dónde?", y yo, pronto a la espita,

la arrebujo en mi capa, y bajo el gorro

ambos a una entramos a lo zorro

en el gran Oratorio Jesuita.

 

Allí está negro como noche oscura,

y el candelero que hay, tras el rosario

lo apagó en santo ahorro el padre cura;

 

Conque allí, dentro de un confesionario,

nos metimos en pie una follatura

de Dios bajo la estampa del Sudario

 

Traducción: Agustín García Calvo

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

UN HOMBRE BUENO

Isabel Escudero

 

A José Luis García Rúa,

con admiración y cariño.

 

Había una vez un hombre bueno,

todos lo sabíamos

y él sin saberlo.

 

Este hombre bueno

nunca se cansa,

siempre en pie de guerra,

de guerra santa.

 

Vive de amor al pueblo

y a las palabras.

Que nunca se cansa el agua

de ser buena

aunque batalle con el viento

y con las piedras.

 

Había una vez un hombre bueno,

todos lo sabíamos

y él sin saberlo.

 

Por tu calle, Rúa,

van caminando

los peregrinitos libertarios…

 

No van a Roma

ni a ningún lado

que no hay más camino

que lo que andamos.

 

Por los atajos de la Historia,

Compañero del alma, vamos buscando

las veredas perdidas de la memoria.

 

Había una vez un hombre bueno,

un hombre honrado:

esa es la sabiduría

del hombre sabio.

 

 --------------------------------------------------------------------------------------------------

 

COSTURERILLAS

(Alfonso Salazar)

 

Costurerillas del 36,

hijas del no pasarán.

Cigarreras de Sevilla

del Partido Liberal.

 

Enfermeras de Devonshire

Segunda Guerra Mundial.

Mignones que cantan Edith Piaf

en la Plaza de Pigalle.

 

Mujeres de pólvora y carmín

de rabia y libertad.

Esas sí, Comuna de París,

van dejando estelas en el mar.

 

Las que dijeron que no

cuando hablar estaba mal.

Las que dijeron sí

y guardaban un puñal.

 

Las que tienen velo sin querer.

Las que cuidan viejos sin quejar.

La que no fue madre

pero acuna hasta dormir.

 

Mujeres de plazas y de pan.

De colas largas y costal.

Esas sí, madres del maquís,

van dejando estelas en el mar.

 

 --------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

LATE EL SOL POR LOS VERGELES DE GRANADA

Agustín García Calvo

(De Canciones y Soliloquios)

 

Late el sol

por los vergeles de Granada.

En mi corazón

crece la sombra amarga.

 

Por los arriates

ríe el agua.

En mi corazón,

una charca morada.

 

¡Racimos de flores

de aroma arábiga!

En mi corazón,

una flecha enconada.

 

De ciprés en ciprés

el jilguero salta.

A mi corazón

dice  No hay esperanza.

 

Blanquean por el cerro

casas de Granada.

En mi corazón

no vive ya ni un alma.

 

De la tarde despierta

una campana.

Muy gozosa repica:

no es a mí a quien llama

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

ES-PROPIOS

Isabel Escudero

 

Es propio de la Realidad

ser poca y no ser verdad.

Es propio de la Fe

creer lo que no se ve.

Es propio de las Ideologías

servirse de Policías.

Es propio de los jueces

darte lo que te mereces.

 

Te vengo a felicitar:

ya has dejado de quererme:

se hizo tu voluntad.

¡Santa Lucía!,

mira que espanto,

te quitaron los ojos,

pero no el llanto.

 

Es propio de la Magdalena

ser tan mala siendo buena.

Es propio de la libertad

ser dada y provisional.

Es propio del esclavo

irse pareciendo al amo.

Es propio del amo

parecerse al esclavo.

 

Es propio de las Culturas

firmar en las sepulturas.

Es propio del espejo

el mirarnos tan perplejo.

Es propio de las aceitunas

comerlas de una en una.

Es propio de los Santos

disfrutar de sus espantos.

 

Ángel de la Guarda

¡guárdame de Dios

y su guadaña!

Tira la casa

por la ventana:

dormiríamos juntos

sobre una rama.

 

Es propio de la Moral

creer que el Mal es Bien.

Es propio de la Moral

creer que el Bien es Mal.

Es propio del Alma

perder la calma.

Es propio del Alma mía

ser valor y mercancía.

 

 

 -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

SIN RECETA MÉDICA

Alfonso Salazar

 

COMPOSICION:

Cada surco de acción constante, de esta pócima se compone

de paz y pasión militante, Bakunin, varios corazones,

voz crítica y reflexión, y anarquía en etanol.

INDICACIONES:

Se indica su tratamiento, con el mundo por excipiente

por shock de alergia racial, ataques al medio ambiente,

entrevistas con el presidente y eczemas de la patronal.

INDICACIONES ESPECIALES:

Urticaria por matanzas y reacción de adrenalina,

falta de riego en la esperanza, sobredosis de oficina,

desidia y aburrimiento y normas del Ayuntamiento.

FORMA DE ADMINISTRACION:

La dosis debe administrarse conforme a la enfermedad.

Se contraindica Carlos Marx, sin leer Kropotkin antes.

En niños de corta edad intoxica El Capital.

PRECAUCIONES:

Úsese con precaución en pacientes de cerebro estrecho,

políticos con ambición, abogados, notarios, banqueros.

Ante síntomas de intolerancia no consulte a su farmacia.

EFECTOS SECUNDARIOS:

Los efectos secundarios producen paz excesiva,

lucidez mental, fatiga, pensamiento libertario,

insomnio, alucinaciones, mareos y convulsiones.

TRATAMIENTO:

Si el paciente recobra el pulso sin alterar la conciencia

persistan en la insistencia de este tratamiento en curso

y sin pérdida de tiempo para obtener un mejor efecto.

ADVERTENCIAS:

Se presenta esta canción, en casete y compact disc

se recomienda la conversación tras lo que acaban de oír.

Como no presenta peligro, déjese al alcance de los niños.

 

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

EL SEÑOR KORDURAS

Pedro Soriano

 

¿Qué quieren los anarquistas?

Siempre están dando el coñazo,

reivindicando utopías con Bakunin bajo el brazo.

No entendemos su doctrina, no están de acuerdo con nada

que no sea la acción directa cantando A las barricadas.

 

No nos dejan tranquilos

manteniéndonos en vilo

¿Que querrán esos idiotas

que para colmo no votan?

 

No tengo intención ninguna de escuchar más veredictos,

mejor ve a ver a Korduras, que te aclare tus conflictos.

Que a mí ya me los dejó como el agua de la fuente

de la que bebo a diario: limpia clara y transparente.

 

Korduras es hombre serio, amable y muy complaciente,

que camina por la vida advirtiéndole a la gente

de como han de ser las cosas, que no del modo que son,

y para cualquier problema te ofrece la solución.

 

Con exquisito carácter

él recibe a los loqueros

y en los juzgados de guardia

lo conoce hasta el portero.

 

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Hay personas que no dejan indiferentes. Una de ellas es José Luis García Rúa. No lo conozco de cerca y mantengo posiciones alejadas de las suyas en algunas cuestiones. Hemos coincidido en diversas ocasiones. Una de ellas cuando presentó el libro que escribí sobre el cenetista gaditano, de Chiclana de la Frontera, Diego Rodríguez Barbosa. Fue en el teatro Moderno, abarrotado de un público ansioso. Allí desgranó no sólo un discurso sobre el asunto que nos congregaba, sino que nos deleitó con un profundo recital poético. Todavía hoy lo recuerdo y me ayuda a comprender como antiguos alumnos, anarcosindicalistas, intelectuales y otras muchas personas le profesan una sincera admiración. Desde luego a José Luis se le podrán aplicar muchos calificativos pero en uno estaremos todos de acuerdo: marca. A veces a fuego.

 

José Luis Gutiérrez Molina

 

 

 

EL ANARQUISTA

Pedro Soriano

 

Todo el mundo sabe ya,

que tú eres un anarquista,

porque eso salta a la vista

y no hay nada que aclarar.

Lo que pudiste hacer

lo hiciste todo con creces,

por eso ahora mereces

que lo hagan otros también.

Eres como una canción

que va por la tierra entera,

que no conoce fronteras

que todos pueden oír

y tienes la condición

limpia y pura de un chiquillo,

la bravura de un potrillo

que ilumina  como el sol.

Tuviste que caminar,

por senderos perseguido,

pero con el cuello erguido

supiste todo afrontar.

Nadie te vio vacilar,

a las puertas de la muerte,

que morir es mejor suerte

que tenerse que inclinar.

Eres tú guitarra y voz,

eres tú poesía y canto,

que al mástil vas inspirando

las notas de mi canción.

Por eso quiero cantar,

cantar a los cuatro vientos,

que no importa en qué momento

en mi casa padrá entrar,

en mi casa podrá entrar

cualquiera que sea izquierdista,

pero, si es un anarquista,

ése se podrá quedar.

 

 

 

 ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- 

 

 

Mención especial para el entrañable amigo compañero y maestro Pancho Vidal, responsable de las melodías que acompañan a los títulos "Canto a la lluita" y "Die Taube und der Adler"  así como de la ejecución de guitarra, laúd, charango, quena, zanfoña, bongós, congas  y del total de los arreglos y dirección musical

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Hay hombres que luchan un día y son buenos.

Hay otros que luchan un año y son mejores.

Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos.

Pero hay los que luchan toda la vida,

esos son los imprescindibles.

Bertolt Brecht

 

 

Hay seres humanos con los que se contrae una deuda. Bertolt Brecht los llamó imprescindibles: aquellos que luchan toda la vida. José Luis García Rúa pertenece a esa categoría de escasos especímenes. La presentación  de este trabajo no es el lugar para glosar su figura. Al fin y al cabo, lo que sigue, es un homenaje debido, donde se desgrana más que su vida y obra (ambas largas y fecundas), unas situaciones ambientales, unas circunstancias podríamos decir, que conducen irremisiblemente al convencimiento de la idea que alumbra a este hombre. Corren bulos que dicen que sólo el idiota es feliz, que sólo el ignorante puede disfrutar de la vida en su extensión, algo así como que el conocimiento desespera, imposibilita la felicidad. Personas como García Rúa, con su figura, echan abajo estos prejuicios que seguramente fueron dictaminados por alguna clase de imbécil letrado, condecorado y académico. Porque estamos convencidos de que José Luis García Rúa, con sus hechos ha alcanzado un grado de felicidad que muchos quisieran para ellos. Y nos lo ha dado a nosotros. De ahí la deuda.

 

Marco Santacana